Más Información
Senderos y Rutas
Senderos y rutas en Graus
Agenda Cultural
Agenda Cultural de Graus
Blog Turismo en Graus
Blog Turismo en Graus
El Tiempo
Personajes - Turismo de Graus
37
page-template-default,page,page-id-37,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

Personajes

Como personajes ilustres destacan, además de los mencionados, San Vicente Ferrer, patrón de la villa; Baltasar Gracián, que estuvo desterrado en el Colegio de la Compañía; José Salamero, fundador de la primera Escuela de Artes y Oficios de España; Joaquín Costa, importante político del Regeneracionismo; Fray Diego Cera, constructor en Filipinas de un órgano de bambú; Sebastián Romero Radigales, diplomático español de mediados del siglo XX; y Esteban de Esmir, obispo de Huesca e importante mecenas en numerosas obras arquitectónicas de la villa.

San Vicente Ferrer

Nació en 1350 en la ciudad de Valencia. Pronunció votos como dominico y comenzó una larga campaña cuyo fin era conseguir la conversión de los musulmanes y especialmente de los judíos a la religión cristiana. Fue un gran orador y tomó parte en 1412 en el Compromiso de Caspe: la más trascendental reunión en la que se designó un nuevo rey para La Corona de Aragón, en la que participaron los representantes de Aragón, Cataluña y Valencia. En Caspe entabló relación con el grausino Berenguer de Bardaxí, que había acudido como representante del reino de Aragón. Esta relación podría explicar la parada que realizó el santo valenciano en Graus en el año 1415 cuando se dirigía hacia Francia. Durante su estancia, el santo realizó uno de sus más emotivos sermones y, agradecido por la buena acogida de los grausinos, donó a la población un crucifijo conocido como el Santo Cristo, actualmente venerado en la iglesia de San Miguel.

Baltasar Gracián

Nacido en Belmonte de Gracián (Zaragoza), fue exiliado al Colegio de la Compañía de Jesús de Graus. El gran escritor barroco aragonés estuvo cumpliendo castigo a principios de 1658 por escribir libros profanos a espaldas de su orden y se dice que aquí terminó de escribir la segunda parte de su más famosa obra, “El Criticón”.
Como castigo fue tratado a pan y agua, al frío del colegio jesuita y con la orden estricta de que se le impidiera escribir. Su destierro en Graus duró aproximadamente tres meses, aunque es muy probable que ya estuviera anteriormente en 1652 tal y como lo demuestra un lienzo que se encuentra actualmente expuesto en el Museo Histórico de Graus sito en Espacio Pirineos.

Mosen José Salamero

Nacido el Graus, fundó en el pueblo una Escuela de Artes y Oficios que fue pionera a nivel nacional, sufragando todos los gastos, siendo además mecenas y protector en los primeros estudios de Joaquín Costa, su sobrino.
Se trasladó a Roma, donde, con muchos apuros económicos, hizo brillante carrera en las Universidades Pontificias, recibiendo el grado de Doctor en Teología. Además, fue Prelado del Papa León XIII.

Joaquín Costa

Nació en Monzón en 1846. Hijo de padres modestos y labradores, fue el mayor de 11 hermanos, se traslada con su familia a Graus con ocho años. Estudió en Huesca donde publicó sus primeros artículos en el periódico del “Alto Aragón”. En 1870 llegó a Madrid, donde se doctoró en Derecho y en Filosofía y Letras. En 1888 aprobó las oposiciones de Notaría, profesión que ejercicio en su nuevo destino, Jaén, hasta que en 1895 regresa a Madrid. Nombrado Diputado y catedrático de economía volvió a Graus muy enfermo donde murió el 8 de Febrero de 1911. Hoy se le conoce universalmente como uno de los grandes polígrafos perteneciente a la Generación del 98.

Fray Diego Cera

En una de las casas del barrio de Las Pueblas nació Diego Cera, misionero agustino que marchó a Filipinas en 1792 donde como párroco de Las Piñas, cerca de Manila, dejó una profunda huella por su contribución al desarrollo del lugar. Sin embargo, aunque realizó otras construcciones urbanísticas, su obra más singular y conocida es un órgano confeccionado con cañas de bambú secadas al sol, que todavía funciona en la actualidad. La figura de Fray Diego Cera goza de un gran reconocimiento en Filipinas.

Familia Torquemada

Esta rama que se asentó en Graus procede probablemente, del tronco de la familia cuyo origen se sitúa en Valladolid. Fue en el siglo XV cuando llegó hasta esta comarca de la mano del Conde de Ribagorza, aliado con Enrique de Trastámara en la Guerra Civil de Castilla. Una vez en Graus ejercieron de poderosos señores, durante varios siglos, sobre algunas poblaciones ribagorzanas. En el mismo siglo XV, este linaje obtuvo gran renombre gracias a la designación de Pedro de Torquemada para el más importante cargo judicial de Ribagorza, Justicia Mayor. Otro ilustre descendiente de esta familia fue Fray Juan de Torquemada, quien ejerció de cardenal y obispo, y recibió en propiedad esta casa.
Pero el más famoso descendiente de esta linaje es el fraile dominico Tomás de Torquemada cuyo lugar de nacimiento podría ser Valladolid o Graus. Fue conocido por ser el confesor y primer Inquisidor General de los Reyes Católicos, cargo en el que desarrolló una intensa actividad como legislador y promotor de juicios religiosos hasta su muerte en 1498.

Esteban de Esmir

Grausino nacido en la segunda mitad del siglo XVI, que como mecenas cultural se ocupó especialmente de su villa natal, y de esta manera, completó a sus expensas la decoración de la Basílica de la Virgen de la Peña, donde está enterrado, y fundó el colegio de la Compañía de Jesús en 1650.

Ramiro I

El primer monarca del Reino de Aragón, murió en el asedio de la plaza de Graus en el año 1063, intentando conquistar a los musulmanes una de las zonas de vital importancia por su ubicación estratégica. Según la leyenda, una lanza o flecha alcanzó la única zona que no protegía su armadura, la parte de los ojos. Finalmente, su hijo Sancho Ramírez consiguió conquistarla veinte años más tarde.

Familia Bardaxí

El linaje de Los Bardaxí está testimoniado ya en el siglo XI. Una de sus ramas se estableció en Graus tras la conquista cristiana y llegó a convertirse en una de las familias nobles más influyentes de la localidad. A comienzos del siglo XV, Berenguer de Bardaxí fue designado como uno de los tres representantes del Reino de Aragón en el Compromiso de Caspe, y más tarde, Justicia Mayor del Reino.
A finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, tres hermanos ocuparon las posiciones sociales más altas de su época. Eusebio Bardaxí y Azara nació en Graus en 1776 y entre algunos de los cargos más representativos que desempeñó destacaron el ser diputado en las Cortes de Cádiz, embajador español en Rusia, Portugal, Turín y Viena, y presidente del Gobierno durante un breve periodo del Trienio Constitucional en 1821. Anselmo recorrió las Islas Filipinas y el Mar Caribe y escribió sobre sus viajes como navegante., mientras que Dionisio desempeñó importantes cargos eclesiásticos en Roma y varias ciudades españolas, hasta ser nombrado cardenal.

Familia Heredia

Habitaron la casa-palacio de la Plaza Mayor que todavía conserva su nombre, siendo una floreciente familia de personajes relacionados con la naturaleza pirenaica y el desarrollo agrícola, así como diplomáticos y militares.
Entre ellos destaca Vicente de Heredia y Alemán, un ilustrado que vivió a finales del siglo XVIII y que fue durante largos años el secretario del Conde de Aranda. Realizó mejoras en las técnicas agrícolas de su tiempo y ayudó al desarrollo de la zona. También fue un destacado naturalista, estudioso y gran conocedor del Pirineo. Su hermano Ignacio de Heredia por el contrario fue militar y diplomático, consejero de guerra y Ministro Plenipotenciario de Negocios Extranjeros en el reinado de Carlos III. En 1783 fue embajador en París.

Felipe Coscolla

Nació en Graus en 1880 en el seno de la humilde familia que emigró a Barcelona hacia 1888 al reclamo de mejores condiciones de vida y trabajo en la ciudad. En esa fecha es cuando descubrió su pasión por la escultura y decidió que esa sería su profesión.
Muchos de sus trabajos son exclusivamente religiosos como, por ejemplo, los distintos pasos procesionales de la Semana Santa de Huesca, Barbastro y Ciudad Real. Entre su obra civil destacan las ocho esculturas que coronan la balaustrada superior del edificio del Gobierno Militar de Barcelona, donde se representan las virtudes de los diversos cuerpos que forman el ejército.

Sebastián Romero Radigales

Nacido en Graus en 1884 en una familia burguesa de vocación política, estudió Leyes pero optó por la carrera diplomática. Aunque en un principio desempeñó algunos cargos en la Administración, fue cónsul en Bulgaria, en Rumanía, en San Francisco, Chicago y, por último, en Grecia. En Atena se tuvo que enfrentar con el problema de la repatriación a España de los sefardíes españoles de Salónica, a los que las autoridades alemanas habían dado su conformidad para abandonar el país en 1943, previa comprobación de su nacionalidad española. La repatriación fue difícil. El asunto se prolongó demasiado y terminó el plazo dado por el gobierno alemán a España. El ejecutivo alemán procedería entonces a la deportación al campo de concentración de Bergen-Belsen. Allí pasaron seis meses, hasta que gracias a las gestiones de Radigales, se consiguió repatriar a España a 365 sefardíes. En 1.950, Sebastián fue nombrado ministro en Atenas. Cuatro años más tarde se le concedió la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil. Tras su jubilación, Radigales pasó largas temporadas en Graus, si bien falleció en Madrid en 1970.
En 2014, Yad Vashem, la institución israelí constituida en memoria de las víctimas del Holocausto, declaró a Sebastián “Justo entre las Naciones”.

Ángel Samblancat

Nació en Graus en 1885 y murió en México DF en 1963. Escritor, político y jurista aragonés, siendo muy niño se trasladó con su familia a Barcelona en cuya Universidad estudió Derecho. Al ser elegido diputado a Cortes por el Partido Republicano Federal, del que fue uno de los fundadores, constaba como su profesión la de abogado. Destacado periodista político, fue colaborador, redactor y hasta director de muchos periódicos de izquierdas. Samblancat ha pasado a la historia politicojurídica sobre todo por su actuación en el Tribunal de Casación de Cataluña (1.936-1.939), como brazo de la justicia revolucionaria.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.
Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo con las mencionadas cookies y que acepta nuestra política de cookies.
Pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies